lunes, 28 de mayo de 2007

El mejor final

Woody Allen dijo una vez que el deporte es todo aquello que el arte aspira a ser: "emocionante, bello e interesante", yo creo que tiene razón. En la historia del deporte hay muchos momentos épicos y especiales. Uno de ellos es este:


Final de la NBA del año 1998, último partido del mejor jugador de todos los tiempos, enfrente los Utah Jazz con John Stockton y Karl Malone; posiblemente uno de los mejores equipos de la historia de la NBA que tuvo la mala suerte de encontrarse con Michael Jordan enfrente. Es la última jugada del partido (zona cesarini) Michael Jordan decide jugarse el sólo la posesión, le defiende Byron Russell esperando; como todo el mundo que haga una penetración. Michael Jordan se va hacia canasta pero cambia de idea en el último momento; Byron Russell que ya había iniciado su acción defensiva no puede frenar. Michael hace una suspensión perfecta canasta de la victoria mateniendo el brazo extendido en una prolongación perfecta. Todo aquello que el arte aspira a ser: emocionante, bello e interesante

1 comentario:

samy dijo...

jeje, pobre Utah